Quienes Somos
Servicios
Bovinos
Novedades
Comercialización de productos veterinarios - Villa y Moreno
Productos veterinarios, instrumental, identificación animal, materiales para electrificación de alambrados y viviendas, y silobolsas para el almacenamiento de granos y forrajes
Equinos
Contactos
Novedades
Porcinos
Marcas
Servicio y Experiencia
Novedades Villa y Moreno Otras Novedades
Ganadería | Lechería: Secado Inmediato

En el ciclo productivo de una vaca, en que el tejido productor de leche contenido dentro de las ubres se encuentra con la más alta susceptibilidad a contraer infección (mastitis): alrededor del parto e inmediatamente después del secado (último ordeño de cada lactancia). Palabras clave: Novantel, Orbenin extra, Mamisin S, Vaseclox. Bovigan Secado.
A estas medidas no siempre se le da la importancia que merecen. Consejos para saber cómo actuar en ese momento crítico.

Existen dos momentos
En el ciclo productivo de una vaca, en que el tejido productor de leche contenido dentro de las ubres se encuentra con la más alta susceptibilidad a contraer infección (mastitis): alrededor del parto e inmediatamente después del secado (último ordeño de cada lactancia). La prevención de la mastitis en las horas inmediatas al parto se realiza con una correcta rutina, vaciando la ubre mediante el ordeño en forma rápida y lo más completa posible. Cuando una vaca es secada, la ausencia posterior del ordeño impide el escurrimiento de leche contaminada y la expulsión de las bacterias capaces de causar mastitis, por lo que este momento debe considerarse crítico.

En otras épocas, en que las vacas se ordeñaban a mano, una vez al día y con cría al pie, cuando llegaba el momento de secarlas la producción de leche ya había alcanzado niveles muy bajos, y era costumbre de los tamberos ordeñar las vacas día por medio, un par de veces, antes de retirarlas del tambo hasta su siguiente parto.

Cuando se pasó a los dos ordeños diarios y se modificaron los niveles de producción, se consideró aún más importante aumentar los intervalos entre ordeños antes de dejar de ordeñar en forma definitiva. Había ya vacas que producían 8 o 10 litros por día estando a dos meses de su fecha estimada de parto, y debían ser secadas con semejante producción de leche. Los tamberos, celosos en el cuidado de sus lecheras, no se animaban a dejar de ordeñar bruscamente a esas vacas (y hacían muy bien).

Más tarde, la información técnica internacional, proveniente de países en los que las vacas alcanzaban producciones de leche muy superiores a las argentinas, mencionaba la terapia del secado como una maniobra ineludible en los planes de control de mastitis, ya que los antibióticos intramamarios administrados luego del último ordeño demostraron ser capaces de curar infecciones subclínicas (sin síntomas) preexistentes, y también evitaban una buena parte de las frecuentes nuevas infecciones que ocurrían durante los primeros días del período seco.

Dos objetivos

Como es sabido, la mayoría de las infecciones mamarias se presenta en forma subclínica y se conocen bien cuáles son los principales microorganismos que las producen. Estas bacterias son causantes de mastitis contagiosas, que se transmiten entre cuartos mamarios durante el ordeño (manos del ordeñador, pezoneras) o bien ingresan a la ubre inmediatamente después del ordeño, principalmente en aquellos tambos en los que no se hace una correcta desinfección de los pezones luego de retirar las pezoneras (sellado).

Algunos de estos microorganismos son sensibles a los antibióticos y podrían ser atacados durante la lactancia, pero la mayor incidencia es de bacterias difíciles de combatir, por su resistencia a los antibióticos comunes y por sus propias características de comportamiento. Los tratamientos de las infecciones subclínicas durante la lactancia tienen, en estos casos, muy poca efectividad; son altos los costos (medicamentos, leche descartada, mano de obra, etc.) y muy bajo el porcentaje de curaciones. Sin embargo, una buena terapia al momento del secado aumenta sensiblemente las posibilidades de curación.

El otro objetivo es, como se ha mencionado, evitar nuevas infecciones. La leche retenida luego del último ordeño es un excelente caldo de cultivo para el desarrollo bacteriano, y durante por lo menos los primeros 7 días del período seco los sistemas de defensa de la glándula mamaria se encuentran deprimidos.

Un antibiótico de probada calidad, por sus principios activos y por sus vehículos, capaz de mantenerse con una concentración activa dentro de la ubre por un tiempo no inferior a las tres semanas, reducirá los casos de mastitis en las vacas, aumentando la producción de leche y la calidad de la misma, con los beneficios consecuentes.

Las recomendaciones de los especialistas son claras: no deben secarse las vacas en forma lenta alargando los intervalos entre ordeños. Cada vez es más común llegar a fecha de secado con producciones de leche relativamente altas, y eso estimula a los tamberos a secar a las vacas en forma paulatina por temor a que las ubres se carguen demasiado si se dejan de ordeñar abruptamente, y sufran consecuencias negativas . Esto sería válido si no se utilizaran antibióticos intramamarios; dejar de escurrir en forma brusca una ubre en la que la producción diaria de leche es relativamente alta, es ofrecerles a los microorganismos patógenos el mejor medio ambiente para su reproducción y su acción perjudicial.

Sin embargo, es también un contrasentido alargar el intervalo entre ordeños de 12 a 24 horas, ya que cuando la presión intramamaria que ejerce la leche en el interior de la ubre está por inhibir en forma completa la secreción láctea, vaciar nuevamente la ubre es volver a liberar la secreción, algo que, justamente, se trata de evitar. Si se utilizan buenos productos para la terapia de secado, y se realizan correctamente las maniobras de ejecución de la misma, no sólo es innecesario el secado paulatino, sino que está contraindicado.

Técnica delicada

Este un ejemplo claro en el que cabe la frase: Que el remedio no sea peor que la enfermedad. El secado terapéutico de las vacas lecheras es, en otros países, una tarea reservada para los profesionales veterinarios, ya que se trata de una técnica delicada que puede provocar graves problemas si no se realiza correctamente.
El operario encargado del secado debe tener conciencia de lo que está haciendo: se trata de la administración de medicamentos sobre un tejido sumamente sensible y de alto riesgo de lesión traumática y de infección.

El cuidado de la higiene, la maniobra de administración de los fármacos y el tratamiento de la vaca antes y después del secado deben ser cuidadosamente realizados, y periódicamente supervisados.

Cuando llega el momento de secar una vaca, ya sea por haber alcanzado los 7 meses de gestación, por baja producción o por algún otro motivo, se elige una fecha determinada (generalmente se secan varias vacas simultáneamente), fecha que se respetará siempre y cuando no se trate de un día de tormenta o en el que haya demasiado barro en potreros y corrales. Se apartan durante el ordeño de la mañana las vacas que deben secarse, y por la tarde ese grupo debería ingresar al tambo en primer término. La luz en la fosa o en los bretes es fundamental para hacer bien las cosas.

Las maniobras

Con el tambo y la máquina limpios se realiza el ordeño normalmente, respetando los tiempos de estímulo y tratando de vaciar los cuartos mamarios lo mejor posible. En vacas con producciones altas se puede ayudar a la bajada de la leche mediante la administración inyectable de oxitocina (la hormona de la bajada).

Una vez retiradas las pezoneras, con las manos limpias (mejor con guantes) se escurren a mano los cuatro cuartos mamarios, se vuelve a lavar las manos y se comienza con la tarea de desinfección.

Cada pezón debe ser frotado, principalmente en la punta y alrededores, con un algodón embebido en alcohol (pedir en la farmacia alcohol 70°). Se realiza primero la maniobra con los dos pezones más alejados del operador y luego se desinfectan los más cercanos. La maniobra debe repetirse, con algodón y alcohol o utilizando paños con antisépticos, que se entregan con algunos productos intramamarios para terapia de secado.

Con los cuatro pezones bien desinfectados, se comienzan a colocar los antibióticos. El operador debe comenzar por uno de los pezones más cercanos a él, seguir con el otro pezón cercano y luego administrar el producto en los dos pezones más alejados.
Con las manos o guantes muy limpios, se quita el plástico que cubre la cánula del inyector, que nunca debe ser tocada por las manos ni por nada (patas de las vacas, caños de la instalación, manguera de leche, etc.) y luego se toma con dos dedos el pezón a tratar, sin tocar su punta.

La aplicación se realiza introduciendo la cánula del inyector unos dos o tres milímetros a través del orificio del pezón y haciendo presión suave sobre el émbolo, de manera que el producto penetre sin causar daño en las capas protectoras naturales que hay dentro del canal. Si el producto está endurecido, principalmente en días fríos, es conveniente entibiarlo colocando los inyectores en un lugar cálido o bien en los bolsillos un rato antes de usarlos.

Hay inyectores de cánula bien corta, y otros con los que se debe tomar la precaución de no introducir la cánula más que los 2 o 3 mm indicados (es también importante adquirir productos con cánulas cuyas puntas estén bien redondeadas y pulidas, para no producir lesiones en una zona tan delicada). La maniobra se repite en los cuatro pezones, evitando tocar con manos y antebrazos los pezones ya tratados.
Una vez que se ha administrado el antibiótico, se realiza el sellado de los pezones con un producto de calidad probada (preferentemente un sellador de barrera) y se larga la vaca al campo.

A pastorear.

Es un error dejar a las vacas recién secadas encerradas en un corral en el que puedan echarse; lo más indicado es que las mismas vayan a un potrero (si es de una pradera pasada o de campo natural, mejor) en el cual se dediquen a pastorear y, si se echan, lo hagan sobre pasto y no sobre tierra o barro.

Que la vaca coma no quiere decir que siga produciendo leche durante los primeros días del período de seca. La presión intramamaria que ejerce la leche no ordeñada, más algunas sustancias químicas propias de esa leche, inhiben la secreción, que se anula por completo unas 36 horas después del último ordeño.

De todos modos, casos especiales ocurren, y la supervisión de un veterinario especializado es necesaria para decidir la mejor forma de secar las vacas en cada tambo y de controlar que las mismas no tengan problemas durante los primeros 8-10 días luego del tratamiento.

Méd. Vet. Mario H. Sirvén
Fuentes:
Supercampo
Cuenca Rural
Recría: una actividad que recobra importancia (Parte 1 de 2)
16/03/2010 | Entre la cría y la invernada o terminación existe una etapa en la vida de los vacunos de difícil determinación que se denomina: recría.

¿ANAFILAXIA O IDIOSINCRASIA? POR AQUÍ PASA LA CUESTIÓN A DEFINIR
11/02/2010 | INTRODUCCIÓN: Los profesionales veterinarios ya no pueden ir a trabajar al campo sin llevar en su equipaje algunas ampollas de adrenalina al 1 ‰, un buen corticoide, antihistamínicos y flunixin.

Ganadería | Lechería: Secado Inmediato
05/02/2010 | En el ciclo productivo de una vaca, en que el tejido productor de leche contenido dentro de las ubres se encuentra con la más alta susceptibilidad a contraer infección (mastitis): alrededor del parto e inmediatamente después del secado (último ordeño de cada lactancia). Palabras clave: Novantel, Orbenin extra, Mamisin S, Vaseclox. Bovigan Secado.

Ganadería | Bovinos: El control parasitario al destete
05/02/2010 | Entre febrero y marzo comienza en la mayoría de los rodeos de cría de la región la realización de los destetes de los terneros. En esta etapa del manejo del rodeo es fundamental la programación de las vacunaciones preventivas a realizar y la planificación del control parasitario. Palabras Clave: IVOMEC, DECTOMAX, BOVIFORT, RANK, BAGOMECTINA, MEGAMECTIN

Ganadería | Porcinos: Aspectos subclínicos y vacunación en la circovirosis
04/01/2010 | El PCV2 es un agente vírico de 17 nm de diámetro, sin envuelta, con una cápside formada mayoritariamente por una sola proteína y una cadena simple de ADN de 1767-1768 nucleótidos (Hamel et al., 1998). Este genoma también codifica por proteínas involucradas en la replicación vírica. Desde el punto de vista filogenético, se consideran dos grandes grupos de PCV2, recientemente definidos como dos genotipos distintos. INGELVAC CIRCOFLEX

Ganadería | Lechería: Manejo correcto es igual a buena leche
11/12/2009 | Las prácticas utilizadas en el tambo: como por ejemplo las rutinas (de ordeño, de lavado de equipos e instalaciones, de mantenimiento tanto de caminos y callejones como de las máquinas), el manejo de stock de medicamentos y químicos, el cuidado del medioambiente en general y del agua en especial, el control de los proveedores (sanitizantes, desinfectantes, medicamentos, repuestos varios). Palabras clave: Pomos de secado; Selladores de pezones; Detector de mastitis

Ganadería | Porcinos: La mejora porcina: elemento clave de competitividad
11/12/2009 | La calidad genética del ganado constituye un elemento estratégico fundamental dentro de la cadena del porcino, ya que contribuye a satisfacer las necesidades propias de cada sistema productivo, y al mismo tiempo las demandas de la industria de la carne de cada zona geográfica y nivel de exigencia del consumidor.

Ganadería | Porcinos: Como obtener 30 lechones por hembra por año
27/11/2009 | Hace un par de años, una granja promediando 26 cerdos / hembra / año era considerada líder en resultados. Pero los Daneses han demostrado que es posible aún más, y eso ha tenido a muchos gerentes en U.S.A. presupuestando 30 cerdos / hembra por año, y lográndolo.

Ganadería | Bovinos: Investigan la "mosca de los cuernos" en bovinos
24/11/2009 | Desde 1991 el territorio argentino sufre el avance de la haematobia irritans o "mosca de los cuernos", un insecto que se posa sobre los bovinos, se alimenta de su sangre y puede generar una pérdida de producción de hasta el 20%. Los especialistas descubrieron que la plaga deposita sus huevos en el estiércol, y otro insecto, llamado "escarabajo estercolero", entierra estos desechos, llevando bajo tierra a los estadios juveniles de la mosca. Palabras Clave: Caravanas Insecticidas, Antiparacitarios Pour On.

Ganadería | Porcinos: Como incrementar el indice de sobrevivencia de lechones en la etapa de lactancia
13/11/2009 | Para conseguir la mayor cantidad de lechones destetados por hembra es necesario obtener un índice elevado de supervivencia durante el período que va desde el nacimiento hasta el destete. El peso de los lechones al nacer es uno de elementos que contribuyen a mejorar la tasa de supervivencia.


<<    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10    >>

Grupo KPR Diseño y Desarrollo
Quienes Somos | Servicios | Productos | Novedades | Marcas | Contacto | Preguntas Frecuentes             Dirección: Castro Barros 974 | Tel: (011) 4957-0661